Carta a una señorita en parís

En “Carta a una señorita en París” de Julio Cortázar, el autor nos introduce en la literatura fantástica de una manera natural y sin estridencias. El elemento fantástico aparece como una representación del lado oscuro del protagonista, y pronto se trabarán en una lucha en la que no puede haber vencedores.

Este cuento del escritor argentino nacido en Bruselas en 1914, es un ejemplo del cuento fantástico, condimentado con ironía y toques de humor negro, y aparece en su libro “Bestiario” (1951).

El cuento está escrito en forma de carta, y va dirigido a la dueña del apartamento donde el protagonista vive. Sabemos que esta señorita se llama Andrée, pero desconocemos el nombre del protagonista, así como su descripción física.

El protagonista escribe a Andrée, contándole lo difícil que fue para él vivir en su hermoso departamento, y enterándola de su problema con los conejitos. Pues vomita conejitos vivos “de cuando en cuando”, como él mismo lo dice.
El problema comenzó antes de mudarse, y el protagonista siempre lo había maneCarta a una señorita en Parísjado satisfactoriamente, pero al mudarse, el problema empeoró, y comenzó a vomitarlos más seguido. Al aumentar la población de conejitos, se complica su manutención, y sobre todo mantener el secreto, que comienza a trastornar al protagonista, pues debe cuidar todo el tiempo de que la empleada no se entere de lo que esconde.

La familia de conejos continúa creciendo y son alojados en un armario muy lujoso, duermen durante el día y salen a jugar en el salón durante la noche.
El protagonista, confiesa su aflicción a la dueña del departamento, y le explica los trabajos y angustias que pasa para ocultar al mundo su problema.

Prosigue contando cómo los conejitos van destruyendo el departamento de la señorita Andrée, y de sus vanos intentos por repararlos, y de las esperanzas perdidas, cuando creyó que ya no vomitaría más conejitos. Casi imperceptiblemente, el relato pasa de los hechos pasados a un hecho futuro que aparece apenas esbozado, aunque ya lo había insinuado levemente cuando afirma que no enviará a París la carta, sino que la dejará en el departamento para que la señorita la lea al retornar a Buenos Aires. Queda pues anunciada la intención del protagonista, de arrojarse desde el balcón, junto con los once conejitos.

Análisis de “Carta a una señorita en París” de Julio Cortázar:

El cuento está estructurado en cuatro bloques, donde va apareciendo paulatinamente el elemento fantástico, que además va cambiando su naturaleza de la visión casi idílica del pequeño ser que acaba de nacer, a las criaturas que destrozan todo a su paso, y que llevan al protagonista a una salida desesperada.

Los conejos aparecen como alter ego del protagonista, capaces de hacer lo que él no se atreve, de oponerse al orden establecido. Y quizás es esta lucha entre el protagonista y su otro yo, lo que lo conduce a la muerte.

Te presentamos este genial cuento del talentoso escritor norteamericano Ambrose Bierce en el que el autor maneja con maestría la trama, conduciéndonos al horror pero sin implicarse emocionalmente en ningún momento. Es un cuento atípico escrito a partir de un ensayo de su hijo Leigh. El lector se sorprenderá gracias a la imaginación siniestra del autor.
Calificación:
Recomendamos Leer

Te presentamos este genial cuento del talentoso escritor norteamericano...

Te presentamos este genial cuento del talentoso escritor...
Un día de estos-de Gabriel García Márquez. Es un...
El escritor guatemalteco, nacido en Honduras, Augusto...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse